Deja de llamarte influencer

Deja de llamarte influencer

Bob Dylan es un genio de la música. Picasso fue uno de los mayores genios del siglo XX. Y sin Marie Curie, el mundo en el que vivimos sería distinto. ¿Qué tienen en común estas tres personas? que son o fueron influyentes. Que pese a llevar décadas muertos, siguen siendo importantes. ¿Y sabes lo mejor de todo? no necesitaron ponerse la etiqueta de influencer en la bio de sus redes sociales. Messi es un genio con el balón, y todo lo que hace, lo que toca o bebe se convierte en tendencia. ¿Es influyente en nuestra sociedad? ¡Por supuesto! pero no necesita recalcar su influencia porque todo el mundo lo ve a simple vista.

Esto lo digo después de ocurrirme algo curioso. Esta semana, me topé con un perfil en Instagram de una persona que se denominaba influencer. Así, con todas las letras. “Hola, soy Menganita y básicamente me dedico a influenciar a la peña”. ¿Suena absurdo, verdad? pues esplícaselo a ella. Eché un vistazo y me topé con decenas de casos idénticos. Y me pregunté, ¿Qué clase de patada voladora te hace dar ese paso? ¿Por qué te tienes que denominar influencer?

Por ejemplo, mi amigo @luisete. Es experto en ferrocarriles y hamburguesas. Si lo sigues en sus perfiles sociales, observarás que controla mucho de ambos temas. Por eso, si Luis recomienda una hamburguesería, siempre la tendré en cuenta para una futura visita. Seguro que sigues a dos o tres perfiles con varias decenas de miles de seguidores/as, los cuales son auténticos influencers. Porque son capaces de poner de moda una prenda, o marcan tendencias sociales. Aunque sean chorradas, influyen en ti.

Me dedico al mundo del social media. He tenido que hacer reclutamiento de influencers y créeme, nunca, pero nunca elegiré a una persona que se autodenomine así. Porque lo que realmente te hace influyente son los hechos. Que tengas muchísimos seguidores, que tu blog lo pete con cada post. Que cada vez que subas algo a Facebook, Twitter o Instagram tu móvil muera por las notificaciones de tantas reacciones. Influencers son aquellas personas que al buscarlas en Google encontramos miles de reseñas suyas en medios online, en la prensa, en blogs, en perfiles sociales,… créeme, 9 de cada 10 casos de personas autodenominadas influencers son mas bien famosos wannabe. Gente que quiere a toda costa tener su minuto de gloria y que posiblemente tengan un impacto en la red, pero bastante menor al que se achacan.

Por eso, mi consejo es que dejes las etiquetas para las prendas de Inditex. Si quieres ser influencer, me parece genial. Cúrratelo, busca en qué puedes moverte para conquistar a la comunidad y si lo haces bien, si eres innovador y consigues captar la atención de tu público, crecerá el contador de seguidores. Vendrán las visitas a tu canal de Youtube y los lectores a tu blog. ¿Que quieres usar la etiqueta? tú mismo. Pero mira a tu alrededor, busca la gente que te influye en tu día a día y verás que nadie se hace llamar influencer.

Pero eh, sin acritud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *