No, no es spam, es tu forma de pagar a Facebook (y similares)

No, no es spam, es tu forma de pagar a Facebook (y similares)

Es curioso, pero en los últimos meses he leído un montón de críticas sobre la publicidad en redes sociales. Básicamente pueden dividirse en dos grupos. Por un lado, están las campañas que usan lenguajes e imágenes sexistas o que incitan a un aspecto retrógrado.  Por otro lado, hay quien se queja del volumen de publicidad que hay hoy en día en redes sociales. Del primer grupo poca crítica puedo hacer. Es cierto que muchas marcas aun siguen ancladas en el siglo XX (o quizás en el XIX) y siguen con algunos planteamientos rancios de la vida. Pero el segundo grupo… ¿De qué os quejáis? ¿Nos hemos vuelto locos/as?

Las redes sociales son empresas privadas. Y si hablamos de las grandes redes sociales, hablamos de decenas de miles de puestos de trabajos directos. Esas son muchas bocas que alimentar. ¿Trabajas por la cara? pues ellos tampoco, y las compañías deben pagar sus nóminas a finales de mes. Estos servicios, en su mayoría, son totalmente gratuitos. Puede que al comienzo sobrevivan con las inyecciones económicas de los inversores, pero éstos les van a pedir formas de rentabilizar la empresa. Entonces nos quedan dos opciones. O bien empiezan a cobrar por su servicio, lo cual sería un suicidio, o bien abren éste a la publicidad. Como tienen un montón de datos, estos en grandes cantidades sirven para generar públicos de interés. Es decir, una marca puede segmentar su publicación en base a unos parámetros que la red social tiene de ti. ¿Qué vía de ingresos eliges? ya, yo también.

La publicidad de Facebook puede llegar a ser pesada, pero es su vía de ingresos. Cuando entraste a formar parte de una red social, firmaste un acuerdo, un auténtico contrato con ellos. ¿No hubo bemoles a leerlo, eh? tranquilo, me dedico a esto y tampoco lo he sabido acabar. Sólo sé que cada vez que firmo algo, me atengo a las consecuencias si no lo leo. Cediste los  derechos de tus creaciones y el procesamiento de tus datos para uso masivo. A partir de ahora, soy un hombre de 31 años, residente en el norte de España, soltero, que trabaja en el sector del marketing, que es aficionado a la política y otra serie de datos generales que he ido publicando y compartiendo de forma pública.

Es normal que en determinadas fechas, Facebook se llene de publicidad relacionada con festividades que no te gusten. Bienaventurados quienes odien la navidad, pues durante esos días sufrirán una oleada de publicidad por cualquiera de sus frentes. Entiende que para muchas empresas, esos periodos suponen un porcentaje muy alto de su facturación anual. Se la juegan todo, así que si van a poner publicidad, lo harán durante ese periodo. No, la publicidad no es pesada, simplemente eres un hater de la navidad, San Valentín, el Singles Day o del Black Friday.

La publicidad en redes sociales está ahí para hacer que éstas sean rentables. Su producto estrella eres tú, y no hay una alternativa tipo Spotify Premium. Cuando me hice de este servicio, pasé de producto a cliente, y hoy ellos no necesitan obtener dinero conmigo para fines publicitarios ya que cuentan anualmente con 120 euros de mi bolsillo. Pero las redes sociales no funcionan así, y de la misma manera que la prensa, necesitan algún tipo de vía de ingresos. Hablamos de vídeos, cuñas musicales o del puto banner, pero necesitan algo para ganar pasta. O eso o te rascas el bolsillo. O aceptas que se puede vivir del aire, cosa poco agradable, la verdad.

Ah, si eres hater de algo, sólo te queda una cosa: joderte. Puede que hayas hecho mil contenidos diciendo que odias la navidad, pero las redes sociales no entienden esto. Entienden que sigas cuentas de ciertos tipos, que ofrezcas datos demográficos y similares, pero por mucho que digas “La navidad es una mierda”, Facebook no sabrá que la odias. Por consiguiente, al hacer un anuncio, no podré eliminarte de mi público objetivo. A Hemoal le encantaría que Facebook tuviese un check en el que la gente declarase abiertamente su problema de almorranas, pero como nadie lo va a decir, tendrá que joderse y buscar opciones para segmentar. Si sabes que la media de edad de lectores  de la prensa escrita es alta, y quienes tienen problema de erección es este público, será mejor que la Clínica Boston ponga un anuncio aquí que en Snapchat, digo yo. No te están llamando picha flácida, sólo usan sus herramientas de segmentación.

Que si, que a veces la peña segmenta como el culo. Y sí, hay publicistas que parecen sacados del medievo, y son machistas, rancios y tienen una o varias hostias, pero quitando esta mugre, también hay otra que se queja sin ni siquiera haber buscado una lógica, y sí vamos mal.

Y ya está, ya lo he dicho.

2 comentarios sobre “No, no es spam, es tu forma de pagar a Facebook (y similares)

  1. Gran post Pixelillo. Estoy de acuerdo al 100%. Esa gente que pone en sus muros esas parrafadas como si tuvieran un master en derecho sí que me molestan.
    Desde que me dedico al marketing digital, veo que hay como bien dices mucho hater del tema. Excepto cuando te requieren para que les hagas “algo” con su página de facebook porque no tiene ni gracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *