Twitter: ponte las pilas

Twitter: ponte las pilas

Soy un enamorado de Twitter. Buena parte de mi impacto social se ha generado en esa red social. Ha sido importante en mi faceta personal y profesional. Siempre la he visto como una herramienta magnífica para diversos usos. Por un lado, como canal de comunicación directa. También es útil como elemento informativo. Es una buena herramienta de marketing social y hasta puede servir para la asistencia técnica de tu empresa. En definitiva, siempre he creído en ella.

Pero, de un tiempo para aquí, siento que Twitter navega sin rumbo fijo. Su salida a bolsa no ha salido tan bien como la de Facebook. Parece que no hay nadie capaz de dirigir aquella empresa, y han empezado a llegar los despidos.  Pero más allá de lo institucional y empresarial, el pájaro azul también ha ido dando bandazos. Ha visto como otras redes le superaban en usuarios (Instagram) y actividad (Snapchat). Los cambios que ha ido añadiendo, como la mensajería privada con confirmación de lectura o el algoritmo implantado no han servido para mejorar su experiencia de uso. Es más, algunos de los cambios realizados en los últimos dos años han empeorado, en mi opinión, esta red social.

Periscope no acaba de despuntar y Vine, que parecía un peligro para Youtube, se ha convertido en un producto que en breve verá su fin. El interés de Twitter ha caído a niveles semejantes a los de hace 3 o 4 años. Da la sensación de que quizás estemos viendo el ocaso de una gran red social. O puede que no.

Twitter debe de hacer algo: escuchar a sus heavy users

En estos momentos, Twitter se juega el todo por el todo. Es cierto que los hábitos en redes sociales han ido cambiando, al menos en aquellos que llevamos más de un lustro en ellas. Es cierto que la red de microblogging se ha llenado de famosos, tuitstars, memes y chorradas varias. Pero también es cierto que casi todas las nuevas características nuevas que ha ido implantando son mas bien experimentos que necesidades.

Un ejemplo lo tengo en algo que me ha recordado el gran Ángel Jimenez. Twitter sigue sin tener opción de poder editar tuits. Si la cagas, debes reescribirlo con lo que ello conlleva. Puede que hacer esto conlleve una feature que ponga patas arriba tu herramienta, pero entiendo que a estas alturas, algo así debería ser básico. Los que trabajamos en el mundo de las redes sociaes lo agradeceríamos mucho.

Otro ejemplo es el de silenciar o mutear hashtags. ¿No os aburre Twitter cuando todo el Timeline está comentando un programa de TV que no te gusta? ¿Qué hago en esas noches? pues pasar de Twitter e irme a otras redes o webs. Escribo, me aburro en Instagram, pongo morritos en Snapchat. Hace unos días, Twitter dio el primer paso hacia lo que os cuento. Por desgracias, de momento sólo se pueden silenciar notificaciones.

Sé que son dos simples ideas, pero seguro que de ponerte a pensar te vendrán a la cabeza otras tantas. Parece que Twitter quiere innovar para atraer nuevos públicos, pero lo que no se da cuenta es que algunas de sus acciones, o la falta de acciones, están haciendo que buena parte de su audiencia actual se vaya a otros lares. Quizás sea hora de remangarse y pensar en tus clientes, Twitter. En ofrecer la mejor experiencia de uso y las mejores herramientas antes que ponerte a reinventar la rueda. Ya no vale el más vale tarde que nunca. Hoy ya es un ahora o nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *